¿Qué es el Factor de transferencia?


El Factor de transferencia y El sistema inmune

La salud y la enfermedad de nuestro organismo está determinada en gran medida por el sistema inmunológico, el cual es el responsable de la protección en contra de diversas amenazas, tales como, la presencia de infecciones virales, bacterianas, parasitarias, fúngicas y hasta cáncer. El mal funcionamiento del sistema inmune no solo nos deja desprotegidos de estas amenazas, sino que también puede llevarnos a otro tipo de enfermedades, tales como las hipersensibilidades e inmunosupresiones, que pueden ser incluso más graves que la mayoría de las infecciones.

A lo largo de los años se han desarrollado muchas alternativas terapéuticas para activar o inhibir al sistema inmunológico, aunque, algunas han demostrado ser de gran ecacia para la prevención de las enfermedades, como las vacunas, otras han resultado inecaces en la cura de las diversas enfermedades secundarias a desequilibrios del sistema inmunológico, teniendo incluso efectos adversos tan graves como las patologías mismas que se están tratando.

Ante la ausencia de tratamientos ecaces e inocuos para las enfermedades relacionadas con el sistema inmune, el factor de transferencia aparece hoy en día como un coadyuvante ideal en la lucha contra diversos procesos patológicos.

El factor de transferencia es un extracto de leucocitos el cual ha sido sometido a un proceso que purica y concentra cadenas cortas de aminoácidos inmunoactivos.

En otras palabras el factor de transferencia es similiar a una vacuna, excepto que el paciente jamás ha estado en contacto con el agente patógeno y por lo tanto no presenta ninguno de los efectos secundarios de la vacunación y la inmunidad es inmediata.